miércoles, 16 de diciembre de 2009

NOVIEMBRE

Noviembre,

fue un temblor,

un estallido,

cuando aconteció la lluvia.

Disolvió lo nocturno de la ausencia.

La profundidad del mar

cubrió con túnicas de sal

todos los secretos,

la bravura de Neptuno.

Entre sus cósmicas aguas

sucedió el temporal

como un alivio del desvelo.

Enredados, desatados los truenos,

oportunos, los colores, el delirio,

diluyeron los límites del alma.

Cristalino y real,

Poseidón sorprendido

de tanta pasión abrió sus mares.

Sonia Del Papa Ferraro

Noviembre 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada